En facebook

jueves, 20 de marzo de 2008

Cuento Viejo - Sao Paulo

Bueno, recién me di unos minutos para contar a todos la experiencia del Teatro la Cueva en la ciudad Brasileña de Sao Paulo.
El viaje comenzó para Darío Torres y mi persona desde nuestra ciudad (Sucre), Enrique Gorena, por su parte, partiría desde Yacuiba hacia Santa Cruz para tomar el vuelo que lo llevaría hasta Sao Paulo. Poco o nada tengo que hablar sobre la experiencia de Kike pues ni al ir ni al regresar lo acompañé en su travesía.
El caso es que el vuelo nuestro salía desde Cochabamba, allá nos alojamos en la Casa de la juventud administrada por la gente de la ASB y nos encontramos con Lucas, un gran amigo argentino que tenía una presentación y un taller de Clown en la ciudad del valle.
Regresando al viaje, salimos de Cocha, cambiamos de avión en Santa Cruz; salimos hacia Asunción, cambiamos de avión en Asunción y de ahí partimos hacia Sao Paulo.
Contrario a lo que me esperaba, el calor en esta enorme ciudad de Brasil no era mayor al de Santa Cruz, por ejemplo, pero estaba justo en un punto intermedio, bastante agradable todo el día y no con demasiada humedad. Nos alojaron en el Hotel San Raphael en pleno centro de Sao Paulo, a dos cuadras de la Plaza de Repuliça sobre la Avenida San Joâo.
La función de "Alasestatuas" se realizó exitósamente en una de las salas del Memorial de Sao Paulo, un complejo enorme que cuenta con dos salas hermosas y donde queda también ubicada la carpa principal del Grupo Circense "Fiesta".
La gente aplaudió de pie la presentación del teatro "La Cueva" en este primer Festival Iberoamericano de Teatro "Memorial" y las críticas fueron satisfactorias para todo el grupo sucrense.
El único día libre lo utilizamos para hacer una larga travesía hasta la playa de Pitangueiras ubicada en la ciudad de Guaruyá.
Para llegar ahí desde el hotel debíamos caminar hasta la Plaza de Republiça, tomar el metro, hacer cambio de linea en Sè llegar hasta la parada final y de ahí tomar una flota que nos llevara hasta Santos. De ahí uno se subía a un barquito y pasaba al otro lado de la costa para llegar a Guaruyá de donde uno tomaba un micro para ir a las diferentes playas. La jornada que pasamos disfrutando la playa valió el viaje largo de dos horas que uno hace desde Sao Paulo hasta esos lugares.
Al regresar, en lugar de volver hasta Cochabamba me bajé en Santa Cruz para cumplir mi parte con la grabación de la canción "Venas Vacías" junto a los amigos de Anomalía y el querido Animal de Ciudad. Fue de verdad un placer trabajar con gente tan talentosa. En el estudio de grabación hubo una especie de comunión entre los que participamos del proyecto y el trabajo fluyó buscando una propuesta bien realizada.
Agradezco la gentileza del hospedaje a mi querido amigo Pablo Antezana (claro) y a toda la gente que en Santa Cruz siempr eme trata tan bien. Esperemos que pronto podamos estar de nuevo por esa tierra compartiendo algo de música con tanta gente linda.
De regreso a Sucre, el reencuentro con mi ciudad, mi gente, mi compañera, mis amigos y las cantaletas de siempre que no dejan escuchar a la población que hay gente que trabaja con el arte y nos representa de buena manera en el exterior.

2 comentarios:

Shakadal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lilyth dijo...

buenas vibras desde mi lado... un besote Pacho, suerte!