En facebook

sábado, 12 de febrero de 2011

27 años sin Julio

Con una mirada que hasta pareciera siniestra, nos espía desde las portadas de sus libros, desde las solapas, entre su páginas, oculto en sus propias palabras tejidas siempre en ele, como caballo sobre tablero a cuadros multicolores dispuesto a la siguiente celada.
Con una voz pausada lo escuché varias veces recitando fragmentos de su intrincada telaraña o entresueños desprendidos de una serie de manuales, rituales y compendios monstruosos y fantásticos.
Los amores en sus letras cobran valor de mármoles estoicos o de retorcidos caprichos de personajes inventados por niños en una calle llena de velorios.
En su barbado rostro ahumado, se quiere distinguir la chacra de donde emanan esas energías que luego se vuelven historias. Esos seres legendarios, esos y aquellos: Lucas, los Cronopios(redondos, húmedos y verdes), Glenda, La maga, Silvia, Irene de la casa tomada, las Esperanzas, y tantos Él que no eran él... tantos y tan incontables... como los que si eran él pero eran "otros" en sus cuentos.
Y es que queremos tanto a Julio, que aun ahora nos cuesta meternos en sus paginas sin creer a ciegas que él sigue por ahí escribiendo más cosas sobre amalar noemas, adebekunkus impertinentes en la ducha.
Pero bien, allá Julio que juega entre hojas, sueños y morelianas. Eterno y etéreo, tan mezclado entre gracia y tiniebla, tan sobre su avión de tiza. Él, tan de sus personajes, como ellos de los que tuvimos la dicha de soñar que nos invitaban a jugar en sus historias.

Julio Cortazar.- Escritor nacido en Bruselas en 1914, de padre argentino y madre francesa, se educó en la Argentina (nacionalidad que adoptó). Regresó a Europa para trabajar de traductor y desde 1951 con su residencia en París desplegó su excelente carrera literaria. Entre algunas de sus obras podemos citar: La Rayuela, Bestiario, Octaedro, un tal Lucas, Deshoras, la otra orilla, las armas secretas, la vuelta al día en ochenta mundos, todos los fuegos el fuego e historia de cronopios y famas, entre muchas realmente aconsejables.
Julio Cortazar murió un 12 de febrero de 1984.

1 comentario:

calamar dijo...

se fue el gran cronopio, si...
nos dejo unos cuantos manuales de instrucciones. aun recuerdo como arroje el libro de los autonautas de la cosmopista contra la pared, cuando comprendi que aquellas eran las ultimas paginas...